Tengo una 36 y estoy como una “vaca”

Holaaa, holaaa!! ¿como estáis?, yo feliz de la vida, jajajaja, he empezado en un nuevo trabajo en el departamento de vestuario, para un programa de un cadena de televisión, mi puesto es de auxiliar de vestuario y encima me han tocado unos compis super majetes y estoy emocionada. 🙂 🙂

Bueno y una vez dicho esto, me voy a poner un poquito seria hoy. El tema que abordo hoy en el blog es en referencia con el tema del peso de las mujeres y como se ven.

Hace unos días en una sesión de fotos, oí como una modelo con una talla 36, decía que tenia que bajar peso porque estaba como “una vaca” no tuve por menos que mirar con cara de… ¿pero que me estas contando? no la dije nada y seguí a lo mio que era peinar y maquillar  pero pensé ¿si ella se ve así con una 36 yo que tengo una 44/46 como me vera?.

De verdad que aun no entiendo estos cánones de belleza en moda en los que las modelos tienen que estar esqueléticas, sé que no todas son por hacer dieta, algunas es por su constitución y de hecho me he encontrado con alguna que le gustaría tener una talla más, pero otras hacen dietas y se matan a hacer deporte para estar así. Esta way hacer una dieta adecuada y hacer deporte, pero no para ser huesos y piel, si no para estar sana.

Me da muchísima pena, que niñas jovencitas y no tanto lleguen a eso porque, si no tienen ciertas medidas o peso no las aceptaran para trabajar como modelos. Creo que la ropa en una modelo con formas y algo más de carne, luce muchísimo más en una pasarela que en una modelo con extrema delgadez, con todo mi respeto a aquellas modelos que por constitución son muy delgadas pero se alimentan bien.

Luego estamos siempre diciendo que tenemos que adelgazar y estar delgadas, las niñas dejan de comer y las más mayores pasan su vida a dieta por tener un cuerpo delgado. No digo que tengamos que tener un sobre peso excesivo, pero si estar conformes con nuestro cuerpo, tener una alimentación adecuada y moverse ya sea en el gym, andar, bailar….

Se de que os hablo porque también he pasado por ello, de hecho ya escribo de ello hace tiempo un post (pinchar aquí).

Por suerte, también me encuentro con modelos que se siente super a gusto en su 38 y no hacen dietas para que la cojan en un trabajo u otro, si no que piensan que si las quieren tienen que ser como son y me parece ¡genial!.

Bueno aquí  os he dejado mi opinión sobre este tema, que me indigna bastante y quería compartirlo con vosotras.

Nos vemos en el próximo post.

Un besazo;)

¿Cómo averiguo mi talla de sujetador?

¡¡Feliz Lunes!! aunque se que para muchos los Lunes no el mejor día, pero si nos paramos a pensar, si cada siete días nos toca un lunes, habrá que asimilarlo ¿no? y tomárnoslo con humor.

Bueno y después de esta reflexión os vengo a contar algo que seguro a muchas mujeres les va a interesar y en alguna ocasión os ha dado un poquito de dolor de cabeza, como me ha pasado a mí, ¿Cuál es nuestra verdadera talla de sujetador?

El tema me lo propuso mi amiga Bego, ya que a ella también le traía de cabeza y la dije que investigaría y haría una entrada en el blog. Así que rebuscando un poco, aquí esta.

Por lo que se ve somos muchas las españolas que no controlamos bien nuestra talla. La manera de saber cuál es nuestra talla exacta es con dos simples medidas que nos podemos tomar nosotras solas en casa.

La primera medida que tomaremos será el contorno justo debajo del pecho, a la medida que nos dé, le tenemos que sumar 15 y nos dará la talla de contorno, es decir: si tenemos 85cm de contorno al sumarle 15 tendremos una talla 100.

La siguiente medida, será tomar la de la copa, mediremos el contorno un poquito más arriba que en la anterior, justo en la zona más alta de la mama y lo que nos dé, lo restaremos a la medida del contorno, y esa será la medida de la copa, es decir: si tenemos 115cm al restarle los 100 de contorno nos quedara 15cm por lo que tendremos una copa B. Aquí tenéis las copas según las distintas medidas:

A: 12-14cm     B: 14-16cm   C: 16-18cm     D: 18-20cm   E: 20-22cm

images6EYNM9NU

Una vez que sabemos la talla, deberíamos de tener otras cuantas cositas en cuenta muy importantes a la hora de comprárnoslo:

Los tirantes del sujetador, no han ser muy finos ni que estén muy apretados.

Los aros nunca tienen de hacernos daño clavándose, tienen que quedarnos bien acoplados entre las dos mamas y en los laterales, nunca quedar por encima del pecho.

SI el sujetador que nos gusta no lo tenemos de nuestra talla, por favor no os compréis una talla más pequeña  y que el pecho se os salga por encima que queda muy, pero que muy mal.

Nos debe de quedar justo pero sin que nos oprima.

imagesNYC81J8R

Es verdad que no todas las marcas tienen el mismo tallaje, por eso es conveniente dejarse aconsejar por la persona de la tienda o probarnos varias tallas del mismo.

Así que a partir de ahora ya sabéis lo que hacer, porque no elegir bien la talla de sujetador nos puede traer algún que otro problemilla.

besos 🙂